Fiebre ¿Que significa?

Cuando nuestros hijos e hijas se ponen enfermos y tienen fiebre, como adultos nos preocupamos bastante, pero sobre todo cuando son bebés. El desconocimiento de la causa de la fiebre y el ser padres y madres primerizos hacen que enseguida acudamos al pediatra o a urgencias. Por eso, es esencial tener información sobre la fiebre.

El pánico se apodera de los adultos cuando el niño tiene fiebre, así que es momento de desmitificar la subida de temperatura. Vamos a tratar de dar un poco de luz a este tema que tanto miedo causa a los padres y madres. Para consuelo de los padres, la mayoría de los procesos febriles se deben a virus.

En Montessori Village nuestro protocolo, cuando hay fiebre, es avisar a los padres y madres. Ante todo, pensamos en la salud de los niños y sus necesidades, que estén atendidos correctamente y que el calor y el cariño de sus padres esté siempre presente.

Información sobre la temida fiebre en niños
Información sobre la temida fiebre en niños

Información útil sobre la fiebre, ¿por qué se produce?

Primero tenemos que entender que la fiebre no es algo malo, sino que es un síntoma de una enfermedad, así que como padres y madres debemos preocuparnos más por el motivo de la fiebre. Es decir, que la fiebre es un síntoma de una infección, así que es esta la que nos tiene que preocupar.

Cuando son bebés la causa de la fiebre, la mayoría de las veces, no sé manifiesta hasta las 24 h o 32 h. Esto los pediatras lo llaman “fiebre sin foco”, y significa que aún no se sabe la causa. Cabe recordar que en los niños y niñas no se considera fiebre hasta que no supera los 38 º, menos de eso se considera “febrícula”.

Así que lo primero que tiene que hacer el pediatra es descubrir la causa de la alta temperatura corporal y descartar las enfermedades que la provocan. Sobre todo, si se sospecha que pueden ser enfermedades graves.

Por ejemplo, como padres y madres, habremos observado que lo primero que hacen los pediatras es una exploración física abdominal y del cuello, la primera para descartar apendicitis y la segunda, meningitis.

Si un pediatra nos dice que tengamos paciencia es porque, o aún no saben la causa, o qué se va a curar pronto.

Desmitificando mitos de la fiebre

Uno de los mayores temores de los padres es aquel mito que dice que la fiebre puede provocar daños en el cerebro y desarrollo del niño y la niña. Pues bien, eso es mentira, de hecho, aunque le demos antitérmicos y la temperatura no baje, es información útil para conocer la causa. Y, para tranquilidad de los padres, está demostrado científicamente que la fiebre no daña el cerebro.

Lo que sí es cierto es que la fiebre causa malestar, mucho malestar al niño, es por eso por lo que, los pediatras recetan antitérmicos para mejorar dicho malestar. Lo que mas les interesa a los pediatras es el estado general del niño y no su temperatura.

Si quieres saber más sobre este tema, consulta la web de Dos Pediatras en casa que, no sólo nos da un halo de luz sobre la fiebre, sino también sobre cualquier otro síntoma de los niños.