Principios básicos del método Montessori

La pedagogía educativa Montessori creada por María Montessori se centra en el aprendizaje del niño mediante el respeto al desarrollo natural del infante. Para trabajar sus aptitudes, el ambiente debe ser adecuado a su edad y desarrollo, pero sobre todo se caracteriza por tener cuatro principios básicos del método Montessori.

El niño y la niña va adquiriendo su aprendizaje, sus propias destrezas y gustos de manera libre, y lo consigue mediante las herramientas que le facilita el adulto, su guía. Gracias a sus principios básicos, la espontaneidad y la elección del niño son los protagonistas.

El método favorece la exploración, la colaboración, la concentración, la comunicación, el juego, el descubrimiento y sobre todo la libre exploración.

Cuatro principios básicos del método Montessori

Sobre todo, se fundamentan los principios básicos del método en el respeto al ritmo natural e individual del niño, su libertad de elección y de movimiento, la autocorrección, el aprendizaje mediante la experiencia y el fomento de la independencia y autonomía física y psíquica.

Mente absorbente

Es el primer periodo más importante del desarrollo humano, que consiste en la capacidad del niño y de la niña de adquirir aprendizaje inconsciente mediante la absorción de lo que ocurre en su ambiente. Por tanto, consigue adaptarse por sí mismo al ambiente de manera sana y positiva.

Las experiencias vividas tanto físicas como psíquicas las absorbe para construir su propia identidad. De ahí la importancia de ofrecer un ambiente adecuado como los que encontrarás en nuestras escuelas de Montessori Village.

Principios básicos del método Montessori
Principios básicos del método Montessori

Periodos sensibles

Se consideran los periodos sensibles aquellos en los que el niño demuestra sus capacidades, adquiere habilidades y muestra sus intereses de manera natural. Para lograrlo es importante que haya un ambiente adecuado y preparado para sus necesidades. Pero sobre todo un trabajo de observación por parte del adulto para aprovechar al máximo su potencial.

Los periodos sensibles son:

  • Lenguaje: 0 a 7 años.
  • Orden: 0 a 6 años.
  • Movimiento: 0 a 6 años.
  • Escritura: 3 a 4 años.
  • Lectura: 3 a 5 años.
  • Vida social: 0 a 6 años.
  • Música: 2 a 6 años.
  • Matemáticas: 4 a 6 años.
  • Relaciones espaciales: 4 a 6 años.
  • Cortesía: 2 a 6 años.

 Los periodos sensibles acaban cuando se alcanzan las habilidades siempre y cuando de le haya facilitado dicho aprendizaje.

Ambiente preparado

Otro de los cuatro principios básicos del método Montessori que consiste en el ambiente que ha sido preparado y diseñado minuciosamente para fomentar su auto-aprendizaje. También es importante que el ambiente le ayude a crecer, a desarrollarse y a satisfacer sus necesidades.

Una de las características del ambiente es que debe proporcionar seguridad mediante el orden. Por tanto, los materiales deben estar a su alcance y deben ser los adecuados según su periodo sensible y desarrollo. Pero, sobre todo, el niño debe tener la libertad de elección.

Principios básicos del método Montessori, ambiente preparado
Principios básicos del método Montessori, ambiente preparado

Adulto preparado

El rol del adulto en un ambiente Montessori es el de guiar y acompañar al niño y a la niña en su aprendizaje de manera respetuosa. Por tanto, el adulto debe ser un mero observador para fomentar su desarrollo personal. El guía debe transmitir sus conocimientos para formar al infante para que adquiera conocimiento, autodisciplina y cortesía. El adulto ayuda para enseñar al niño a ayudarse y respetarse para construir confianza en sí mismo.

Estos son los cuatro principios básicos del método Montessori, fundamentales para el desarrollo del niño.