Meriendas saludables: Recetas sencillas

Llega la hora de la merienda y muchos padres y madres no saben qué ofrecer a sus infantes que no sea el típico bocata de chorizo, sándwich de nocilla, galletas y bollos industriales, zumos preparados y azucarados y yogures de sabores azucarados. Incluso hay familias que ofrecen Happy Meal de merienda con refrescos.

Así que para que nuestros infantes tengan una salud de hierro y no tengan obesidad infantil y diabetes, os proponemos un listado de meriendas saludables para niños y niñas.

Ya hablamos en su momento algunas ideas de desayunos saludables para niños y niñas. Tuvieron mucho éxito entre nuestros padres y madres que quieren no sólo una buena educación, sino que se preocupan por su salud.

Meriendas saludables para niños y niñas
Meriendas saludables para niños y niñas

Recetas sencillas de meriendas saludables

Más que recetas son una serie de ideas para preparar la merienda. Ideas muy sencillas de preparar y semejantes a los desayunos propuestos. Como veréis apenas tienen dificultad, tan sólo hay que cambiar la mentalidad y ofrecer lo mejor a los peques.

En Montessori Village siempre ofrecemos fruta a los infantes de merienda, luego los padres cuando van a recogerlos la suelen complementar con frutos secos o algún pan integral con aguacate, según gustos.

  • Fruta fresca y de temporada.
  • Sándwich de pan integral con humus y zanahoria rayada.
  • Bocadillo de pan integral con aguacate y tomates cherry.
  • Plátano con nueces.
  • Queso fresco con tomates cherry y zanahorias.
  • Guacamole con palitos de zanahoria y de pepino.
  • Crema de cacahuete con manzana.
  • Frutos secos variados, crudos y sin sal. Tostados si, pero sin sal.
  • Yogur natural de soja con pasas y fruta de temporada en rodajas.
  • Palomitas de maíz caseras (no las de microondas).
  • Sándwich de pan integral con crema de cacahuete y pera asada.
  • Bocadillo de pan integral con onzas de cacao negro puro, 80%.
  • Uvas o kiwi con queso fresco, pasas y piñones.
  • Bocadillo de pan integral con queso de cabra un poco de miel.
  • Bocadillo de pan integral de tortilla francesa con tomate.
  • Huevo duro cortado en rodajas con tomates secos o fruta.
  • Pan con tomate triturado y aceite de oliva.
  • Compota de manzana casera sin azúcar con manzana asada.
  • Picos de pan integral con tomates cherry y queso fresco.
  • Bizcochos caseros sin azúcar, endulzados con pasas o dátiles.

Todas estas propuestas se pueden combinar perfectamente quitando o añadiendo otros ingredientes. Además, son tan sencillas de preparar que apenas nos roba tiempo. Pero, ante todo, tenemos que recordar que los padres y madres somos el mayor ejemplo de los infantes. Si nos ven comer bien, ellos comerán sano y equilibrado.

¿Te han gustado nuestras propuestas de meriendas saludables? Con un poco de conciencia y cambio de nevera, todo es posible. La salud de los más pequeños está en nuestras manos. Recuerda, que un pediatra no es nutricionista por tanto no puede pautar una dieta. Y estas recetas no conllevan un coste mayor a nuestros bolsillos, comer saludable no es caro.